Joshua García

Tuve la oportunidad de asistir al entrenamiento misionero de Visión Global. Fue una experiencia que cambió mi vida por completo. Hubo tiempos increíbles con Dios en adoración y ministración, además de las enseñanzas que me retaron a darlo todo por Jesús en mi vida diaria.

Aunque había crecido en el evangelio y había visto las maravillas de Dios a lo largo de mi vida, este fue un tiempo en el cual tuve que reevaluar el cristianismo que estaba viviendo. Fui inspirado a salir de mi zona de comodidad a fin de poder cumplir el supremo llamamiento que es alcanzar al perdido y hacer discípulos. Visión Global fue un instrumento que Dios usó para revolucionar mi futuro y mi llamado.

Entrenamiento Misionero 2016